19 junio, 2010

Pulcros Combatientes





A principios del 1900 la venta de hojas de afeitar era baja, todo parecía indicar que el negocio de las máquinas de afeitar en Estados Unidos sería un fracaso.

Pero en el año 1917, en plena Primera Guerra Mundial, Gillette decidió regalarle a cada soldado americano una maquinita de afeitar. Sus ejecutivos optimizaron la idea y le ofrecieron en venta al gobierno estadounidense, para que fuera el mismo gobierno el que se llevara los laureles por el obsequio. Así surgió el "US. Service Set".

Imágenes de los catálogos militares que pueden ver completos en razorarchive. El Set estaba compuesto por una máquina de afeitar, hojitas y un espejo. Por supuesto que el afeitado no era sólo una cuestión de limpieza, si no que los soldados necesitaban afeitarse para poder colocarse las máscaras antigas.

Fueron vendidas 3,5 millones maquinitas de afeitar y 32 millones de hojas de afeitar para ser distribuidas a los soldados. Un año más tarde, al término de la guerra, los soldados estadounidenses volvieron a casa, y con ellos el hábito de afeitarse con Gillette que comenzó en las trincheras europeas.

Con el fin de cumplir con los plazos de suministros militares, Gillette había contratado a más de 500 nuevos empleados en turnos, ya que trabajaban las 24 hs. Se había creado una demanda inmediata de todo el país para sus productos y así fue como el éxito futuro de la empresa quedó asegurado y la marca se convirtió en protagonista del mercado estadounidense hasta nuestros días.

El químico alemán Fritz Haber (Breslau, 1868 - Basilea, 1934) ganó un polémico Premio Nobel de química en 1918 por la Síntesis del Amoníaco (sus descubrimientos supusieron un hito en la industria química que tuvieron como resultados fertilizantes e insecticidas).

Haber fue también quien irónicamente, jugaría un importante papel en el desarrollo de las armas químicas, especialmente los gases venenosos, durante la Primera Guerra Mundial.

Soldados y animales equipados con máscaras antigas.

En 1909, en colaboración con C. Bosch, había descubierto un sistema de fijación del nitrógeno atmosférico en gran escala que permitía obtener fácilmente amoníaco a partir de nitrógeno e hidrógeno con empleo de catalizadores (fundamentalmente hierro), método actualmente conocido como el proceso de Haber-Bosch.

Entre 1915 y 1917, Haber fue el Jefe del Departamento de Guerra Química de Alemania, responsable del desarrollo de las primeras armas de destrucción masiva que se conocen, entre ellos el gas mostaza, que se emplearon en el campo de batalla.

Vista aérea del humo producido por los gases.

Las paradojas continuaron cuando en 1933 Hitler sube al poder y Haber, que era judío, fue deportado. Tiempo después los Nazis utilizaron en los campos de concentración el gas Zyklon B, que surgió de uno de los insecticidas creados por Haber en los años 20. Varios de sus familiares fueron víctimas de este genocidio.

La esposa de Haber, Clara Immerwahr, había sido la primera mujer que obtuvo un doctorado en química por la Universidad de Breslau y contribuyó con las investigaciones del químico. Era enemiga del uso de la ciencia con fines bélicos y en desacuerdo con el accionar de Haber se suicidó de un disparo con la pistola de su propio marido en 1915.





fuentes: www.razorarchive.com //mundohistoria.org // wikipedia

No hay comentarios: