22 mayo, 2015

Hoja Rara "Monte Olivia"



El Monte Olivia, (1326 msnm) es la montaña que por su figura y su posición estratégica domina la imagen de la ciudad de Ushuaia y que se distingue claramente por su altura y su forma puntiaguda. Es una montaña de rocas metamórficas muy descompuestas que, debido a la erosión, posee paredes muy escarpadas. Desde siempre ha cautivado la mirada de los exploradores y montañistas.



El primer intento de ascensión data de 1902, cuando los hermanos Lucas y Guillermo Bridges intentaron alcanzar su cumbre. Pero fue recién el 29 de Febrero de 1913 que fue alcanzada por primera su cumbre principal. Sus escaladores fueron el Padre De Agostini en compañía de los guías italianos Abel y Agustín Pession. La ruta transcurre por la vertiente este de la torre principal, sobre la margen sur del Glaciar De Agostini.


Padre Alberto Maria De Agostini
Fue una ascensión épica, en un tiempo en el que todavía no existían los clavos de escalada. Este cerro, con su esbelta figura, es una de las más bellas montañas de la zona.
Sus rutas de ascensión son 4 y ninguna es de poca dificultad, la "Ruta Original" seguida por el Padre De Agostini recorre el Glaciar del Este, llamado hoy Glaciar De Agostini, y desde allí asciende a la torre principal por su cara este (opuesta a la ciudad). No se tiene conocimiento de que esta vía se haya repetido alguna vez.

La "Ruta Normal" transcurre por un sistema de canaletas sobre la vertiente noroeste del monte, fue abierta en 1948 por David Münzim Yer, un obrero inmigrante que trabajaba en la construcción de la presa sobre el río Olivia, y que el 1ro. de Febrero de 1948, en solitario, realizó la primera ascensión.
Una variante de esta ruta es la "Vía Maloya", por esta vía se accede a la torre sur del Monte Olivia. Fue abierta en Febrero de 1999 por Daniel Papiol, Guido Fisher, Osvaldo Peralta y Javier Jara.


La cuarta vía recorre la pared Sudoeste,  fue abierta durante el invierno de 1995, y terminada en Marzo de 1996 por Gabriel Mendoza y Luis Turi. La apertura no se realizó hasta la cumbre, sólo se subió la pared y se descendió por la Ruta Normal. Sin duda esta es la montaña con mayores riesgos objetivos de la región.

El Padre de Agostini

El Padre Alberto Maria De Agostini nació el 2 de Noviembre de 1883 en el norte de Italia, en la pequeña ciudad de Pollone a los pies de los Alpes. Ya desde sus primeros años tuvo tendencia a un acercamiento muy espiritual hacia la naturaleza y hacia la gente. De su niñez alpina adquirió seguramente su predilección por las montañas y su gusto por escalarlas.

Miembro de una acomodada familia Piemontesa, dedicada a la edición y venta de libros, De Agostini decidió unirse a la Iglesia siguiendo los pasos de Don Bosco, el famoso fundador Salesiano cuya misión era ayudar a la gente a través de la enseñanza.


Alberto era el sexto hijo de una familia en la cual su hermano mayor llamado Juan, que tenía 20 años más que él, llegó a ser un destacado geógrafo y cartógrafo. En 1891 publicó en idioma alemán su primer libro llamado "Das Feuerland" o La Tierra del Fuego.

Alberto tenía sólo 8 años de edad cuando oyó hablar por primera vez, a través del libro de su hermano mayor, de esa remota región situada al sur del estrecho de Magallanes. Estaba poblada por pacíficos indígenas semidesnudos que vivían de la pesca y de la caza, empleando armas y utensilios rudimentarios. Invasores blancos los perseguían despiadadamente, ejecutando actos de crueldad y de horror.


Alberto De Agostini amaba las excursiones pues desde niño se había formado en la ruda escuela de los picachos de Val d'Aosta, le gustaba también el estudio y era de espíritu profundamente Cristiano. Siguiendo entonces sus vocaciones decidió transformarse en misionero y explorador. A los 26 años en Turín se ordenó de sacerdote Salesiano y en el instituto creado por su hermano "Instituto Geográfico De Agostini" de Roma estudió geografía y cartografía, preparándose también como fotógrafo y después como cineoperador.

Llegó a Chile en 1910 y se estableció en el convento Salesiano de Punta Arenas donde pasaría la mayor parte de su vida abocándose, junto con otros Salesianos que ya estaban en el lugar, a la titánica tarea de tratar de salvar del desastre a los últimos sobrevivientes de los primitivos pobladores de la región: Yamanas y Onas.


La situación era terrible, la introducción del ganado, los cambios en el hábitat y en el modo de vida de los aborígenes los llevaba rápidamente a la desaparición. Los Salesianos se esforzaban en preservar su cultura agrupándolos en misiones, pero tenían gran oposición de las familias más poderosas de la zona que necesitaban a los aborígenes como mano de obra barata sin importar si una cultura entera desaparecía.


De Agostini trabajaba intensamente en las misiones, pero dedicaba todo su tiempo libre a explorar el territorio fueguino y documentar sus viajes. 


Con su sotana, su boina negra y su cámara fotográfica, De Agostini se convirtió en pocos años en una figura mítica de la Patagonia. Comenzó descubriendo fiordos, montañas y zonas interiores de Tierra del Fuego, bautizando desde cerros hasta glaciares y predicando la Fé Cristiana.

Su labor fue inmensa. Estudió la constitución geográfica de los terrenos, la estructura orográfica, las condiciones climáticas, la fauna y la flora. Estudió los grupos raciales aborígenes: Alacalufes, Onas, Yamanas y Tehuelches, pronosticando su próxima extinción. También realizó mapas de las regiones exploradas.
Glaciar Schipparelli, los guías Valsesia G. Guglielminetti y Eugenio Piana  (Expedición 1914-1914)
Fotografo De Agostini
Glaciar Schipparelli
Recorrió la Cordillera Darwin en Tierra del Fuego y los grupos del Balmaceda y el Paine, muy cerca de Puerto Natales, escaló el Monte Buckland y también el imponente Sarmiento de 2.400 mts.
En Ushuaia, además de subir al Monte Olivia, estuvo en la Isla de los Estados.

Después, los intereses de Agostini se dirigieron más al norte, hacia los glaciares que desembocan en el Lago Argentino, una zona que por ese entonces era prácticamente inexplorada. Llegó así hasta los glaciares Mayo y Spegazzini. Lo que le preocupaba era encontrar una cima, un punto elevado desde donde pudiera tener una visión panorámica que le facilitara el relevamiento del lugar. Emprendió entonces junto a los guías Croux y Bron y el Doctor Egidio Feruglio el ascenso del Monte Mayo.

Hacia el Monte Mayo (1931)
Lo lograron el 14 de Enero de 1931. Agostini describe así el espectáculo: “Un panorama estupendo, indescriptible por la profunda vastedad del horizonte y por la sublime grandiosidad de los centenares de cumbres… son las primeras miradas humanas que contemplan estas soledades de hielo entre arrebatos de alegría y atónito recogimiento… La mirada se dirige ávida a través de aquella inmensa extensión de nieves, de hielo y de cumbres, que la cristalina transparencia de la atmósfera y la fulgurante luz del sol tornan aún más nítida, y procuro escrutar sus secretos.”


Egidio Feruglio, Evaristo Croux y Leone Bron en el Glaciar Upsala (1931)
Con estos mismos compañeros emprende poco después la travesía del Hielo Continental. Descubrieron glaciares, pisaron por primera vez los picos circundantes, encontraron extraños oasis verdes en medio de la desolación de los hielos y alcanzaron la cima del Monte Torino desde donde se ve la costa del Pacífico.

Durante 1937 este cura aventurero sobrevoló parte de la cordillera en un monoplano, el “Saturno”, en un vuelo que duró 4 horas.


Dió a conocer la existencia de la hoy célebre Cueva de las Manos, las pinturas de 9000 años halladas en Santa Cruz, que constituyen el sitio arqueológico más importante de la Argentina.



Sólo le faltaba algo a su vida para considerarla completa: la ascensión al Cerro San Lorenzo, que comenzó en 1943.

Además de sus detalladas descripciones y sus relatos emocionantes, De Agostini era también un fotógrafo aficionado y participó en varios concursos con las tomas que realizaba durante sus viajes. Además del extenso trabajo fotográfico, tiene también dos filmaciones, Tierras Magallánicas y Tierra del Fuego, documentales aún hoy difundidos en América y Europa.

Poster película "Terre Magellaniche"
Como escritor dejó 22 obras, entre ellas dos guías turísticas: “Guía Turística de Magallanes y Canales Fueguinos” y “Guía Turística de los Lagos Argentinos y Tierra del Fuego”. Otras obras incluyen: "Mis Viajes a la Tierra del Fuego", "Andes Patagónicos", "Esfinges de Hielo", "Ascensión al San Lorenzo", "Nahuel Huapi", "Paisajes Magallánicos", etc.

En 1960 el Padre Alberto De María Agostini volvió al Piemonte a la casa-madre que su congregación Salesiana tiene en Valdocco (Valle de los Occisos); mientras redactaba el que sería el último de sus libros fue atacado por una violenta neumonía que puso fin a su vida en la noche de la Navidad, el 25 de Diciembre de ese año.


Principales fuentes consultadas para esta entrada:
Wikipedia 
http://www.tecpetrol.com/ 
http://www.masdeviajes.com
http://www.patagonia-argentina.com/padre-de-agostini 
http://revistamarina.cl/revistas/1997/3/noziglia.pdf 
http://kooch.com.ar/destinos/montana/136-cerros-de-ushuaia
http://www.alborde.com.ar/monta/monta54bis.htm

No hay comentarios: