26 junio, 2009

Alegría, hermosa chispa divina.

"La construcción de la auténtica libertad política... es la más completa de todas las obras de arte"

Friedrich Schiller (1759-1805) Poeta, dramaturgo, filósofo, e historiador alemán, nació el 10 de noviembre de 1759 de Marbach.

El padre de Schiller era militar y deseaba que su hijo continuase su carrera, por lo que, con la mediación del duque de Wurtemberg, el joven Schiller ingresó en la Escuela Militar de la ciudad de Marbach, aunque Schiller no estaba muy de acuerdo con aquella ocupación asignada.

En 1779 aprobó el primer examen final, y tras la lectura de la tesis doctoral le fue permitido abandonar la academia militar como médico militar en 1780.

Friedrich Schiller es comparado con Goethe en la vanguardia de la literatura alemana. Sus escritos, particularmente sus tragedias, representan el florecimiento completo de la tradición clásica en el siglo XVIII en Alemania.

Schiller vivió durante la transición del absolutismo a la burguesía, la época de la Revolución Francesa. Debido a que la burguesía no podía articularse políticamente dentro del absolutismo de los pequeños estados que formaban Alemania, la literatura se convirtió a partir de la segunda mitad del siglo XVIII en su principal medio de expresión.

El tema que predomina en el trabajo de Schiller es libertad y dignidad para todos, y la habilidad de su retórica - su vigor y potencia de inspirar a una audiencia con estos altos ideales - se ha sobrepasado raramente en la literatura dramática.

Entre sus obras maestras se encuentra la "Oda a la libertad" (1785) (La censura cambió el nombre de Oda a la Libertad, que pasó a ser la "Oda a la Alegría") inmortalizada más adelante por Ludwig Van Beethoven quien conoció a los 23 años de edad la obra del escritor alemán, y desde ese momento manifestó su inspiración y deseo de ponerle música.

El 7 de mayo de 1824, diez años después de la Octava Sinfonía, Beethoven presenta en el Teatro de la Corte Imperial de Viena su Novena Sinfonía en Re Menor, Op. 125 posteriormente conocida como “Coral” cuyo cuarto y último movimiento concibió para ser interpretado por un coro y solistas basándose en la "Oda a la Alegría"; a los 54 años de edad, Beethoven había creado su obra más grandiosa y eterna. (el himno de la Unión Europea, uno de los cuatro símbolos oficiales de la Unión, tiene su origen en la Oda a la Alegría)

En 1789 Schiller fue nombrado profesor de Historia en la Universidad de Jena. En 1791, publica su Historia de la guerra de los Treinta Años obra que le convirtió en el historiógrafo más importante que había hasta entonces tenido Alemania.

Durante los últimos 5 años de su vida, produjo cuatro de sus dramas más finos: "María Stuart" (1800), una tragedia histórica basada en la vida de María Estuardo, reina de Escocia; "La Dama de Orleans" (1801), sobre Juana de Arco; "La novia de Messina" (1803), una tragedia griega y "Wilhelm Tell" (1804), probablemente, la más conocida de sus obras, Guillermo Tell, que reconstruía una leyenda popular de los cantones suizos sobre un héroe contrario a la dominación extranjera.

Guillermo Tell es un héroe legendario de la independencia suiza. Según la leyenda, vivió en el siglo XIV y era un hábil arquero del cantón de Uri. Durante el gobierno del tirano austríaco Gessler amo de la ciudad de Altdorf, Guillermo Tell se negó a inclinarse ante el sombrero de Gessler, entonces el gobernador le ordenó que atravesara con una flecha una manzana colocada sobre la cabeza de su hijo a 120 pasos.

Estatua de Guillermo Tell en Altdorf, Suiza.

Tell cumplió con buen éxito la proeza y poco después organizó un movimiento que expulsó a los opresores de su patria. Su hazaña fue difundida en obras literarias y musicales.

Schiller estaba trabajando sobre una quinta tragedia, Demetrius sobre Dmitri y Boris Godunov, cuando murió el 9 de mayo de 1805 de una pulmonía probablemente causada por su tuberculosis.

Schiller no es sólo autor de dramas intensos de lenguaje e imágenes potentes, el acercó a los lectores en lengua alemana ideales de razón, humanidad y libertad de la época. Como afirma el propio Schiller en uno de sus escritos "la construcción de la auténtica libertad política ... es la más completa de todas las obras de arte".

Aunque Schiller era un escritor de tragedias (la única excepción es Guillermo Tell), él sostuvo que la comedia representaba una forma más alta. Como hombre y como dramaturgo, Schiller era la encarnación del poder futuro, y la sublimidad de sus caracteres consistía en creer libremente en su Fe.

..."¡Abrazaos, millones de criaturas!
Ese ósculo, para el mundo entero.
Hermanos, sobre la bóveda de estrellas
tiene que habitar un padre amante.
Alegría, hermosa chispa divina,
hija de Eliseo."
(Fragmento traducido de la Oda a la Alegría.)



Fuentes: www.goethezeitportal.de // mx.geocities.com/sergio_bolanos // wikipedia // symploke.trujaman.org

No hay comentarios: