17 junio, 2016

Hoja de afeitar "Gorra Colorada"



“Date por preso Pacheco, entregate sin resistencia porque estás rodeado y yo soy Gorra Colorada.”

Luis Aldaz (“Gorra Colorada”) era oriundo de la provincia de Navarra, había llegado a Buenos Aires en 1870 huyendo de las guerras Carlistas, luego de escapar de varias cárceles de España.


Luis Aldaz · Año 1905
Las guerras Carlistas fueron una serie de contiendas civiles que tuvieron lugar en España a lo largo del siglo XIX. Aunque la principal razón de la lucha fue la disputa por el trono, también encarnaron la oposición más reaccionaria al liberalismo, defendiendo la monarquía tradicional absolutista y el catolicismo conservador. Geográficamente, sus partidarios predominaron en el País Vasco y Navarra. Su característica particular era una boina vasca de color rojo.


En 1872 Aldaz ingresa como soldado en el Batallón Provincial del Gobierno de Sarmiento. Interviene en Entre Ríos en el segundo levantamiento de López Jordán (1873) donde se produce el bautismo de fuego del fusil Remington.  No se sabe a ciencia cierta quién fue el introductor del mismo, se le atribuye al presidente de la Nación Domingo Faustino Sarmiento, aunque otros opinan que fue el general entrerriano Ricardo López Jordán.

Este período estuvo atravesado por la lucha política de dos sectores del liberalismo porteño que tomó el control de la provincia de Buenos Aires tras la caída de Juan Manuel de Rosas. Por un lado, el Partido Nacional referenciado en la figura de Bartolomé Mitre, y por otro el Partido Autonomista, ligado a Adolfo Alsina.

Encolumnado en el partido de Alsina, el 26 de noviembre de 1874 Aldaz combatió en el mítico combate de La Verde (paraje ubicado cerca del actual pueblo de Del Valle, partido de 25 de Mayo) que dió fin a la revolución de 1874 en la Provincia de Buenos Aires. Formó parte de uno de los 800 hombres del Regimiento de Infantería número 6 "Arribeños" al mando del teniente Coronel José Inocencio Arias. Arias fue sorprendido por el numeroso ejército de las fuerzas revolucionarias comandadas por Bartolomé Mitre, no quedándole más que atrincherarse en la estancia La Verde y resistir.

Mitre en el Combate de La Verde
La superioridad numérica (5000 hombres) presagiaba un triunfo fácil para Mitre quien ordenó un ataque en masa de todos sus hombres, la enorme mayoría eran de Caballería. Tras cuatro horas de lucha, había perdido más de mil hombres, incluyendo varios oficiales superiores, entre ellos el Coronel Francisco Borges que resultó gravemente herido y moriría dos días más tarde. En su agonía, se lamentó diciendo “¡Morir así! ¡Morirme ya! A mí se me hace cuento que me esté muriendo. Me hubiese gustado tener un nieto escritor”. Fue el abuelo de José Luis Borges.

Coronel Francisco Borges
Mitre es derrotado y se traslada a Junín, Arias lo persigue y lo fuerza a capitular. Fue premiado con el ascenso a coronel y llegaría a ser general y gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Posteriormente Luis Aldaz es destinado al comando de 20 hombres que recorrerían los pueblos del interior de la Provincia de Buenos Aires.  Hombre capaz, rudo y de pocas palabras, fue muy querido en la Provincia. Su hazaña más famosa fue la captura del famoso “Tigre de Quequén”, Felipe Pacheco, al que se le atribuían catorce muertes. En diciembre de 1875, “Gorra Colorada”, al frente de una partida de 10 soldados de línea, persigue al Tigre por las cuevas de Quequén y lo capturan. “Date por preso Pacheco, le dijo Aldaz, entregate sin resistencia porque estás rodeado y yo soy Gorra Colorada” No hacía falta decir nada más, el tan temido Tigre se dejó atrapar.

Dado de baja como teniente en 1878, le encargan la creación de la segunda sección de la Policía Rural (creada el 18 de Junio de 1878). La reestructuración de la policía de la provincia asignaba una nueva organización y distribución del personal policial al crear 11 comisarías de policía rural en la campaña.

En 1881 va a Bahía Blanca como subcomisario a cargo de la Policía de frontera; en 1885 estará a cargo de los destacamentos Deheza, Guamini, Puan, Sandez y recién en 1886 recibe los despachos de Comisario.

En el año 1905 cuando se desempeñaba como Comisario en Azul tuvo un cruento enfrentamiento con un subordinado.

En su edición del 06-07-1905, Nro. 457, pág.75 de la revista Caras y Caretas lo describe así:


“El 18 del corriente (18-06-1905) a la 12 pm. tuvo lugar un episodio sangriento en Azul del cual fueron protagonistas el Comisario Sr. Luis Aldaz y el Oficial de Policía Leonardo González. El comisario Aldaz que ya tenía quejas de González, lo encontró en una confitería situada en la esquina de Mitre y Burgos; y como, según su parecer, el oficial estaba ebrio, le ordenó dirigirse a la comisaría y constituirse en arresto. Una vez González en la oficina de guardia, el comisario Aldaz dispuso que se le desarmara y fuera a alojarse en el comedor de los oficiales. Se entabló una discusión acalorada cuyas consecuencias fueron de lamentarse. La disposición del aludido comisario fue razón suficiente para que González desnudando su revolver, hiciera fuego tres veces sobre aquel hiriéndole en el brazo. El agredido a su vez hizo 2 disparos, hiriendo gravemente a su agresor quien sigue en asistencia en estado delicado.”

Luis Aldaz falleció en el año 1920.

Principales fuentes consultadas para esta entrada:
www.historiasaladillo.com.ar
www.diariovisionbrown.blogspot.com.ar
www.alabarda.net
www.el-reta.com.ar
www.carlismoar.blogspot.com.ar
www.juninhistoria.blogspot.com.ar
Hemeroteca Digital Biblioteca Nacional de España

No hay comentarios: