02 marzo, 2017

Hoja de afeitar Yo-Yo

...... Cuando le preguntan para que es bueno su lémigrette (yo-yo) Fígaro responde: “Es un noble juguete, que ayuda a disipar la fatiga de pensar”.  Las bodas de Fígaro” 1792 
La Hoja de afeitar YO-YO se comercializó en la Argentina en el año 1933 como lo certifica el registro de la marca. Este trabajo de investigación de registros de marcas es del coleccionista José Álvarez
El yo-yo es un juguete formado por un disco de madera, de plástico o de otros materiales con una ranura profunda en el centro de todo el borde, alrededor de la cual se enrolla un cordón que, anudado a un dedo se hace subir y bajar alternativamente. Se maneja el disco mediante sacudidas hacia arriba y hacia abajo.

El Webster’s collegiate dictionary afirma que la palabra yo-yo deriva de la palabra yóyo en idioma ilocano, del norte de Filipinas . Muchas otras fuentes, incluido Extraordinary origins of yesterdays things, de Panti, afirma que yo-yo era un término Tagalo, que significa ‘viene-viene’.

Tal vez, nunca se sabrá el verdadero origen del yo-yo. Algunos sostienen que YO-YO, era un arma que usaban en los comienzos de la Edad Moderna, ciertas civilizaciones, y que constituida por dos grandes discos de madera y una liana que los unía. El YO-YO se lanzaba y su liana atrapaba al animal por las patas derribandolo, ciertamente esta descripción se asemeja más al uso de las boleadoras creadas por los indígenas de la Patagonia Argentina donde se han encontrado boleadoras en yacimientos arqueológicos de más de cinco mil años de antigüedad.

Algunos historiadores sostienen un origen de múltiples sitios, pero en la actualidad la teoría más aceptada es que el juguete se originó en China alrededor del año 1000 aC, aunque no hay registros contundentes de esto. Si hay documentación de un juguete muy similar denominado diabolo, que consistía en dos discos de marfil con un cordón de seda arrollado alrededor de su eje central.

Expertos en lingüística han indicado que el nombre de "yo-yo", aunque se utilizan en las Filipinas durante cientos de años para describir el juguete, es de origen oriental. Otros historiadores sostienen que el yo-yo es de origen griego.

La primera referencia histórica de lo que parecería corresponder a un yo yo aparece en Grecia sobre el 500 a. C. Aunque las evidencias no son contundentes. Algunos arqueólogos sostienen que tal vez se trataban de carretes de hilo o soportes ornamentales de los que se atan cuerdas de las cortinas. 














Los defensores de la teoría del yo-yo de estos discos se basan en un cuenco griego con una decoración de un niño jugando con lo que parece ser un yo-yo. 


Algunas cerámicas con esta temática así como algunos discos de terracota se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas. En cualquier caso, el yo-yo parecería ser uno de los juguete mas antiguo junto a la muñeca que ha sobrevivido a los siglos, pero no hay pruebas para apoyar esta afirmación.  

Muchos historiadores creen que el yo-yo se introdujo a Europa, desde el Lejano Oriente, posiblemente, por los misioneros, alrededor de ese mismo período de tiempo.

Un reciente descubrimiento de un azulejo holandés con una imagen de un niño jugando un yo-yo de aproximadamente 1630-1650, anterior a las referencias francesas por aproximadamente 150 años. Este azulejo es también anterior a la mención histórica del yo-yo que aparece en una caja en el norte de la India (Rayastán, Bundi o Kota), del año 1765, el juguete era conocido como un Chucki. Esta pequeña caja pintada a mano representa la figura de una niña de ropajes rojos jugando con un yo-yo.


Durante finales del siglo XVIII, el yo-yo se hizo muy popular en Francia entre la nobleza, una pintura realizada por la señora Viznee Le Brun de 1789, representa al futuro rey Luis XVII con 4 años de edad sujetando un yo-yo.

Durante la Revolución francesa y el “Reino del terror”, muchos aristócratas franceses se vieron obligados a abandonar su país en dirección a países fronterizos cuando su estilo de vida se vio amenazado por el levantamiento revolucionario. Al ser el yo-yo un juguete muy de moda de la nobleza francesa los infantes de las clases pudientes, emigraron junto con sus yo-yos. Es esta asociación del yo-yo y los nobles desplazados que dieron lugar a diferentes nombres en francés. l'emigrette (salir del país), de Coblenza (ciudad con un gran número de refugiados franceses nobles) y  incroyable   (un francés excelente). También se lo denominaba "bandalore".

Caricaturas satíricas, como el general  Lafayette  que  conducen a  una procesión de soldados que juegan con los yoyos y Mirabeau con tropas y yo-yos eran de este período.
General Lafayette
Caricatura de Louis André Bonifacio Mirabeau, en uniforme militar, que juega con el yoyo.

Ilustración en una revista francesa de modas (1791) de una mujer jugando con una temprana versión del yoyo entonces conocida como bandalore.
No está claro si el yo-yo llegó a Inglaterra desde Francia debido a la agitación de la revolución, pero yo-yos llamados Tests fueron descritos como que se vendían en la feria Pecham en Inglaterra en 1789.

En el Museo Británico hay un grabado del 28 de febrero 1791 de James Gillray, (Chelsea, 13 de agosto de 1757 - 1 de junio de 1815), conocido como Gilray, quien fue un caricaturista y grabador británico, famoso por sus aguafuertes basados en sátiras políticas y sociales. Entre sus caricaturas más recordadas están las dedicadas a Jorge III y a Napoleón I.

En este grabado “Bandelures”se ve al Príncipe de Gales reclinado en un sofá, medio sentado, medio acostado y apoyado contra la señora Fitzherbert. Está atento a un yo yo que sostiene alrededor del segundo dedo de su mano derecha, junto a ella Sheridan se inclina sobre el respaldo del sofá, abrazando a la señora Fitzherbert y metiendo la mano dentro de su escote. Ella pone su mano izquierda en la mejilla de Sheridan, su brazo derecho está alrededor del Príncipe. Las expresiones de los tres indican excelentemente sus preocupaciones. 

María Ana Fitzherbert (cuyo nombre de soltera fue María Ana Smythenació en Bambridge, Hampshire, el 26 de julio de1756, siendo la hija mayor de Walter Smythe y de María Ana Errington.

En la  primavera de 1784, conoce al joven príncipe de Gales -futuro rey Jorge IV del Reino Unido-. Se convirtió en la más famosa de las amantes del príncipe, llegando a casarse con él en secreto en Londres, el 15 de diciembre de 1785.

Richard Brinsley Sheridan nació el 30 de octubre de 1751 en Dublín, Irlanda y murió el 7 de julio de 1816 en Savile Row, a la edad de 65 años. Fue político del partido  Liberal Británico en el Reino Unido, dramaturgo reconocido del siglo XVIII y director de teatro.

La importancia del juguete se siguió reflejando en otros aspectos culturales como el compositor Beaumarchais, en su obra “las bodas de Fígaro” en 1792. Hay una escena en la que el nervioso Fígaro entra y calma su tensión no con el convencional movimiento de sus manos, sino jugando con su lémigrette. Cuando le preguntan para que es bueno su lémigrette Fígaro responde: “Es un noble juguete, que ayuda a disipar la fatiga de pensar”.

La  popularidad del juguete en las filas de la nobleza llevó a muchas referencias del juguete en este período de tiempo. Es interesante que la mayoría de estas referencias son a los adultos que juegan con el juguete en comparación con los niños. 

En 1847, la imprenta de R. y Fonseca situada en la calle de la Gorguera nº 7 de Madrid publicó una traducción de un librito francés titulado “Juegos de Jardín o Campo”. Contenía una lista de 43 juegos repartidos en tres listados denominados juegos de acción, juegos preparados y juegos públicos. Entre los segundos hay uno llamado “El Emigrado”, referido a un juguete llamado así porque hizo furor en los tiempos de la emigración de franceses en los inicios de la Revolución Francesa. En aquellos momentos, difíciles para muchas personas acomodadas, se produjo una verdadera huída de familias enteras a los países vecinos (Italia, Suiza, Alemania…), y de esa forma difundieron el juguete.

Lo curioso es que, al leer la descripción del artilugio, nos damos cuenta en seguida de que se trata del yo-yo. Habla de un objeto formado por “dos discos de boj, ébano o marfil que, reunidos en el centro por una clavija, solo forman una pieza…” Se les aplica un cordón enrollable en dicha unión que permite lanzarlo hacia abajo y subirlo “arrollando el cordón sobre sí mismo”, formando figuras verticales, horizontales, e incluso permite moverlo “como un columpio”.

Nos cuenta el libro de juegos antes citado que, con la Restauración (1815 en adelante) el Emigrette cayó en desuso, de forma casi tan veloz a como se había difundido, hasta el punto de ser nuevamente olvidado. Quizá por ello se le llame ahora yo-yo, pues cuando en 1858 se edita el Diccionario ilustrado de Dupiney de Vorepierre, se define el Emigrette como “Sorte de joujou qui consiste en…” (tipo de juguetito que consiste en…). Del “joujou” al “yo-yo” parece que hay sólo un paso, y que hizo fortuna el denominarlo así porque nadie lo llamaba ya por su anterior nombre. La palabra francesa para juguete sería jouet; por tanto, jou-jou (o “yo-yo”) es realmente un término genérico y coloquial que vendría a significar “juguetito”.

Cuando el juguete se introdujo primero en América del Norte es desconocido. La primera referencia documentada en los Estados Unidos para el juguete es una patente N* 59.745 del 20 de noviembre de 1866 por James L. Haven y Charles Hettrick ambos residentes del condado de Hamilton, Ohio para una nueva y útil bandelore al que denominaron (whirligig) perinola. Cambió la construcción del yo-yo la adición de un remache central para mantener las dos mitades que permitieron que el juguete sea hecha de metal. 

Un año después un inmigrante alemán llamado charles kirchof patentó y fabricó"la rueda que volvía". desde entonces hasta 1911, varias patentes fueron concebidas en los estados unidos relacionadas con el yo-yo aunque nada notable. en 1916 la scientific american suplement publicó un artículo llamado "filipino toys" en este articulo enseñaba el juguete y lo denominaba yo-yo, que venía de la palabra filipina que significaba vuelve vuelve.

No es hasta el año 1928 cuando nace el yoyó que conocemos hoy. Sin embargo el yo-yo permaneció en relativa oscuridad hasta que en la década de 1920 cuando  El empresario filipino-estadounidense llamado Pedro Flores montó en el año 1928 una fábrica de yoyós en Santa Bárbara, en la que se fabricaban miles de estos juguetes al día, tuvo tanto éxito, que pasado un año abrió otras dos fábricas más.

Fue así que en 1928 Fundó en el año 1928 una empresa de producción de yo yo la “Yo-yo Manufacturing Company” en Santa Bárbara, California, en la que se fabricaban miles de estos juguetes al día, tuvo tanto éxito, que pasado un año abrió otras dos fábricas más. la Corporación Flores en Hollywood (6301 Sunset Blvd.) y cofundó Flores y Stone en Los Ángeles (1938 Hyperion Ave. en Silver Lake) 1929.

Pedro Flores
Pedro Flores nació en Vintar, Ilocos Norte , Filipinas y llegó a los Estados Unidos en 1915. Asistió a la High School of Commerce en San Francisco 1919-1920 y posteriormente estudió derecho en la Universidad de California en Berkeley y en el Hastings College of Law San Francisco. Flores abandonó la escuela y se trasladó a Santa Bárbara, California, donde trabajó en diversos trabajos para ganarse la vida. 

Mientras trabajaba como botones, Flores leyó un articulo sobre un empresario que se había hecho millonario vendiendo una pelota de goma adjunta a una paleta a través de una cuerda elástica, y el jugador intentaba golpear la pelota con la paleta sucesivamente tantas veces como sea posible.  La “paleta-pelota” fue creada en la década de 1920, después de la invención del caucho suave.

Flores recordó un juego que se había jugado durante cientos de años en las Filipinas, el Yo Yo vio ahí una buena oportunidad de negocios en los Estados Unidos.

Es evidente que el juguete era conocido en los Estados Unidos antes de esto, pero su popularidad no estaba clara. Durante los próximos cincuenta años varias otras patentes se enumeran las variaciones del juguete. . La palabra yo-yo fue introducida en América en 1916 en un artículo publicado en el Suplemento Scientific American titulado "Juguetes" filipinos. El artículo mostró cómo hacer un yo-yo y llamó al juguete por este nombre.
 Flores hizo 3 cosas muy importantes para el juguete.
    1 ro. Fue Pedro Flores quien registró el término ‘yo-yo’, una palabra filipina  que se podría traducir como ‘ven-ven’.

     2 do. Introdujo un cambio con respecto a los modelos tradicionales: modificó el sistema fijo de unión entre el hilo y el eje por un sistema corredizo, lo que permitió una mayor variedad de trucos. Esto permitió que al yo-yo a dar vueltas al final del recorrido, permitiendo al yo-yo hacer el “dormilón” al final de la cuerda, dejando de ser un juego de sube y baja, para transformarse en un juego con miles de trucos.
La idea de Flores resultó ser un éxito comercial, y las ventas no dejaron de crecer a pesar del advenimiento de la Gran Depresión. En ello influyó el bajo precio del artefacto, que en sus versiones más económicas no superaba los 15 céntimos de dólar.

     3 ro. La creación de concursos de yo yo que lo hizo uno de los juguetes mas populares del siglo XX.

A pesar de que el yo-yo había existido durante siglos, fue la locura del concurso que hizo el yo-yo uno de los juguetes más populares del siglo XX. La demanda de que el juguete era tan grande que en 1929 Mecánica Popular publicó un artículo sobre cómo hacer un filipino yo-yo.

Flores registró el nombre de "yo-yo" pero Flores no inventó el yo-yo ni llegó a tener una patente para el yo-yo como se presume equivocadamente.

En 1928 o 1929, un hombre de negocios llamado Donald F. Duncan  (6 junio 1892 a 15 mayo 1971) vio su primer “Yo-yo Flores” mientras estaba en San Francisco. Vio el potencial y quedó impresionado por los trucos que conseguía hacer Pedro. Apostó por la idea del yo-yo comprando la compañía Flores, en 1930, Duncan compró la marca ‘yo-yo’ por 250.000 dólares unos 3.600.000 de la actualidad Flores continuó trabajando con Duncan en la promoción del invento durante los años siguientes, celebrando demostraciones y concursos a lo largo de la costa oeste.


Donald Duncan fue un fantástico empresario. Inició una campaña publicitaria y demostraciones por Estados Unidos y Europa occidental. Los “Duncan Yo-Yos profesionales” viajaron haciendo demostraciones y realizando campeonatos en un esfuerzo para promover las ventas.

El éxito comercial que disfrutaron durante el siglo XX en los Estados Unidos, y posteriormente en todo el mundo, se debió en gran medida a sus esfuerzos de marketing.

En 1932, Duncan denunció y pidió la exclusividad del término yo-yo como marca registrada. Los competidores se vieron forzados a usar términos como “come-back”, “return”, “returning top”, “whirl-a-gig” y “twiler” para sus versiones del juguete.

En 1946, la Duncan Company se trasladó a Luck en el estado de Wisconsin, que pronto se conocería como “la capital mundial del yo-yo”, donde se producían 3.600 yo-yos a la hora y ocupaban el 85% de mercado. Producían el original yo-yo en madera, usando 304.800 metros de madera al año.
En década siguiente, introdujo un cambio que resultó definitivo: sustituyó la madera por plástico en la fabricación de los discos. El resultado fue un juguete más ligero y, proporcionalmente, más barato. La variedad de maniobras que se podían llevar a cabo se vio ampliada y la popularidad del yoyó no paró de crecer.

Al inicio de los años 60 Duncan empleaba a 27 promotores profesionales a tiempo completo. En el pico de su producción de la fábrica emplea 640 operarios y producia 60.000 yoyos por día, en 1962, vendieron 45 millones en un año, en un país con 40 millones de niños y seguían teniendo mucha demanda. Anuncios en televisión, gastos excesivos en materias para continuar la producción en unos momentos en los que bajaron las ventas y el continuo esfuerzo para mantener la marca registrada de yo-yo, debilitaron las arcas de la compañía. Los competidores siguieron luchando para usar el término en la descripción de sus productos.
En 1965, después de una larga batalla legal, promovida por Joe Radovan quien había sido uno de los primeros promotores filipinos originales de Duncan que en  1937 se retiro de Duncan y formó su propia compañía de yo-yo, la empresa “Royal Yo-Yo”, la Corte Federal de Apelación dictaminó que no se podía registrar la palabra “yo-yo” y Duncan fue despojado de la protección de la marca yo-yo, los tribunales determinaron que la palabra "yo-yo" se había convertido en el nombre genérico para el juguete. 

Aunque la palabra "yo-yo" ya no es una marca registrada en los Estados Unidos, en otros países como Canadá, la palabra "yo-yo" está siendo protegida la marca.

La pérdida de la marca "yo-yo" fue la gota que colmó Duncan y más tarde en 1965 el más famoso fabricante de los yoyos de Estados Unidos fue a la quiebra y cerró sus puertas.

En 1968, Flambeau Products adquirió el nombre a Duncan para continuar con la explotación del producto.

Pero en ese momento, comenzó la decadencia de los juguetes tradicionales A pesar de los cambios introducidos en el yoyó a partir de 1980 –desde efectos de luz y sonido hasta ejes de alto rendimiento-, las nuevas tecnologías acabaron por arrinconarlo hasta convertirlo en un juguete minoritario. Un recuerdo de otra época. Hoy día sigue creando y vendiendo los modelos Duncan de la actualidad.

Donald Sr. finalmente murió a concecuencia de un accidente automovilístico en Palm Springs, California, el 15 de mayo de 1971. Cabe destacar que el día 6 de Junio es el día nacional del yo-yo en Estados Unidos, en honor al cumpleaños de Donald Duncan y su magnifica influencia sobre el mundo del YO.

El yo-yo Russell
Desde la década de 1950 en adelante, con la excepción de América del Norte, Jack Russell hizo de a palabra yo-yo casi sinónimo de Coca Cola. Una vez más la clave para el éxito de ventas de yo-yo era el concurso a través de la empresa Russell haciendo que la “Coca Cola / Russell yo-yo” sea la marca de yo-yo más familiar en todo el mundo.

En abril 12, 1985, viajo el primer yo-yo al espacio en el transbordador espacial Discovery. El yo-yo era parte de una serie de experimentos "Juguetes en el espacio" el yo-yo Duncan se unió a otros nueve juguetes en la misión 51-D del transbordador espacial. 

El astronauta David Griggs tuvo el honor de ser la primera persona para jugar el yo-yo en el espacio exterior.  Este yo-yo básico fue utilizado para ver los efectos que la micro gravedad pudiera tener.

Descubrieron que el yo-yo se puede lanzar a una velocidad muy lenta, deslizándose poco a poco por la cuerda pero sin posibilidad de hacer un dormilón. Sin la fuerza de la gravedad al llegar al final de la cuerda rebota para volver a enrollarse.
El yo-yo hizo una segunda vuelta al espacio el 31 de julio de 1992, con la misión STS-46 del transbordador Atlantis. El astronauta Jeffrey Hoffman utiliza la "alta tecnología" con el yo-yo bala de plata 2 (Silver Bullet-2) para demostrar aún más los efectos de la ingravidez en el juego del yo-yo. El SB-2 fue uno de los yo-yo de giro mas rápidos de su tiempo con una velocidad de 14.300 RPM.

El yo-yo ha tenido periodos de olvido con otros de gran popularidad, como el juguete que es, siempre vuelve, el yo-yo


Bibliografia

http://www.yoyofactory.com/100years/
http://xtremeyoyo.weebly.com/historia-del-yoyo.html
https://www.facebook.com/JOMASERJUEGOS
http://aprendeenlinea.udea.edu.co/revistas/index.php/educacionfisicaydeporte/article/viewFile/2250/1811
http://juegostradicionalesjomaser.blogspot.com.ar/p/historia-del-yoyo_28.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Yo-yo
http://juegostradicionalesjomase.blogspot.com/
http://www.muyhistoria.es/curiosidades/preguntas-respuestas/iquien-invento-el-yoyo
http://www.educar.org/INVENTOS/juegostradicionales/yoyo.asp
http://www.taringa.net/posts/info/2340275/La-verdadera-historia-del-yo-yo.html
http://fabricajuguetes.com/blog/la-historia-del-yoyo/
http://www.juguetessomosnosotros.com/juguetes/el-yo-yo-y-la-revolucion-francesa/
http://yoyo.wikia.com/wiki/Donald_F._Duncan&prev=search
http://retratosdelahistoria.blogspot.com.ar/2011_05_01_archive.html
http://alfa-img.com/show/inventor-of-the-duncan-yoyo.html
http://www.yo-yos.net/Yo-yohistory.htm
http://invention.si.edu/yo-yo-ups-and-downs
http://pdxretro.com/2013/11/simple-toy-has-its-ups-and-downs/
http://graceelliot-author.blogspot.com.ar/2015/02/a-short-history-of-yoyo.html
https://en.wikipedia.org/wiki/Yo-yo
http://siouxcityjournal.com/richard-milhous-nixon-richard-nixon-richard-m-nixon/image_3d425d08-c715-5418-9fa8-daae1a1da064.html
https://todayinsci.com/Events/Patent/Yoyo59745.htm






No hay comentarios: